Hola!

Tómate un segundo para responder:

Para entrar, tienes que confirmar que eres mayor de edad.
Bienestar y CBD

¿Eres más de índica o de sativa?

Si has leído ¿Qué tienen en común un vestido, los lubricantes y la artritis?, ya sabrás que la planta del cannabis tiene mil y un usos, pero esta planta también destaca por otra habilidad, su gran capacidad para adaptarse a climas muy diferentes. Esto se debe a las características de las distintas subespecies.

Existen muchos factores que pueden alterar los tipos de cannabis existentes, como la cantidad de luz que recibe, el tipo de floración, e incluso la época del año en que es obtenida.  Pero podemos agrupar todos estos factores, y determinar  tres grandes grupos o subespecies, que se diferencian por sus propiedades,  por el patrón de crecimiento, por el aroma, la estética… Estas tres variedades son: sativa, índica y ruderalis.

Aunque en numerosas ocasiones estas especies se cruzan para conseguir un contenido específico de cannabinoides. Ya sea para obtener una nueva propiedad, o para que la planta se adapte mejor a las condiciones climáticas. Podéis encontrar un ejemplo de ello en Cremosa, dulce y suave, así es la Green Gelato.

Índica o Sativa, ¿qué diferencia hay? El CBD bajo lupa.

SATIVA

Esta variedad suele darse en zonas calidad y humedad, propias del clima tropical, como pueden ser México, Colombia, la India y el norte de África.

Sus hojas son grandes, finas  y abundantes debido a la adaptación de la planta a la humedad. Su forma es la que todo el mundo suele imaginar cuando se habla de cannabis. Suele tratarse de plantas de gran estatura, ya que llegan a alcanzar los 5 metros.

Esta variedad es más productiva en exterior, y tiene una fase de floración más tardía que otras variedades como la índica.

Las variedades sativas son las más populares para uso diurno, ya que generan un efecto estimulante y eufórico, genial para combinar con actividades que implican creatividad. Pertenecen a este grupo flores como Amnesia  o Red Congo.

ÍNDICA

La variedad índica se ha adaptado a crecer en zonas con climas áridos y secos, como Pakistán o la India.

A diferencia de la variedad sativa, esta variedad son plantas bajas y robustas. Debido al clima sus hojas son de colores oscuros y anchas, para evitar la pérdida de agua durante la transpiración, y su sistema de raíces está condensado.

Esta variedad es ideal para cultivos indoor, por su corta floración. Sus flores son más densas y pesadas que las variedades sativas.

Las plantas índicas son más populares para un uso nocturno, ya que se le atribuyen propiedades relajantes que ayudan a inducir el sueño, y mejorar su calidad. Pertenecen a este grupo flores como Harlequin y Strawberry Kush.

RUDERALIS

Esta variedad proviene de climas fríos y con poca luz, como es Siberia y Kazajistán.

Su aspecto viene marcado por las pocas horas de luz, lo que provoca que su tamaño sea menor, y la característica más peculiar de esta variedad, es capaz de iniciar la floración sin necesidad de exposición solar.

Aunque esta variedad  es capaz de crecer en condiciones únicas, tiene un gran talón de Aquiles. Sus cannabinoides son casi inexistentes, convirtiéndola en una variedad poco interesante.

El uso principal de esta variedad es para crear híbridos cruzándola con especies índicas y sativas, aunque es más frecuente la mezcla con índicas.

Podemos concluir, que hoy en día existe una amplía variedad de productos con alto contenido de CBD, capaces de satisfacer casi cualquier necesidad, solo es necesario saber que variedad y formato se adapta mejor a cada persona.

Si tienes alguna duda sobre que variedad se adapta mejor a tus necesidades puedes contactar con nosotros a través de nuestro correo electrónico atencionalcliente@flowerfarm.es , y si ya lo tienes claro puedes encontrar todos nuestros productos en nuestra tienda online.

No hay productos en el carrito.